MÉRIDA, Yuc.- La enteritis (la inflamación del intestino, principalmente el delgado)  que es causada por rotavirus presenta en Yucatán este año 22 casos (diez niños y doce niñas), 18 casos más que en 2016, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud Federal.

Esta infección, prevenible por vacunación, suele afectar a los niños entre los seis meses y los dos años y es causante de la mayor parte de las gastroenteritis agudas en lactantes y niños pequeños.

El rotavirus es muy contagioso y resistente y se transmite por vía fecal-oral, siendo los alimentos contaminados el principal medio de transmisión. La deshidratación es la complicación más grave asociada a la gastroenteritis por rotavirus, que incluso puede hacer necesaria la hospitalización del infante.

El pediatra infectólogo Jorge Moreno Martínez dijo que la infección por rotavirus se suele manifestar con síntomas como diarrea intensa, vómitos, fiebre y dolor abdominal.

“Los niños menores de 2 años (a partir de los seis meses de vida) son los más propensos a sufrir estos síntomas. Los adultos, sin embargo, también pueden sufrir una infección por estos virus. La deshidratación es el mayor riesgo que puede provocar el rotavirus, especialmente cuanto más pequeño sea el niño. Si el paciente llega a un estado de choque, llamado hipovolemia, puede fallecer”, advirtió.

Trabaja como médico en Yucatán, con cédula y título falsos

La presencia del virus en el intestino se puede demostrar mediante un análisis de heces, sin embargo, no hay un tratamiento específico para el rotavirus.