Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con la llegada de las vacaciones de verano, las casas de empeño esperan incrementar en 30 o 40% el número de pignorantes que llevan sus prendas para obtener recursos que les permitan disfrutar unos días de descanso.

Y es que desde hace un par de meses la demanda de ciudadanos que acuden a dichos establecimientos para empeñar algún artículo electrónico, electrodoméstico, de telefonía, bicicletas, autos, entre otros, aumentó por los gastos generados por el fin de curso.

En un recorrido realizado por algunas casas de empeño ubicadas en el centro de la ciudad, se pudo constatar que se registra buena afluencia en los comercios. Hay quienes llevan a empeñar sus artículos, algunos aunque pocos, acuden a recuperarlos, en tanto que otros más solo recorren las tiendas para comprar algo, pues se ofrecen artículos en liquidación.

Por lo general, en las vitrinas se pueden observar mayormente equipos celulares, tabletas, televisores de diversos tipos y características, cámaras fotográficas, bicicletas, electrodomésticos, herramientas como taladros y esmeriladoras.

El monto económico que se otorga por artículo empeñado dependerá del modelo, características, detalles de uso, funcionamiento, así como del reporte del valuador.

La compra de alhajas de oro representa un mayor monto por empeño, porque el gramo, dependiendo del quilataje, puede ir de $303 por gramo de 10 quilates, de $395 a $420 por el de 14 quilates, y $750 por gramo de 24 quilates.