MÉRIDA, Yuc.- “Hoy en día, gracias a los avances científicos, estudios de neuroimagen y de laboratorio se han logrado identificar algunos biomarcadores que permiten hacer un mejor diagnóstico preclínico sobre el Alzheimer”, señaló Jorge Efraín Salazar Ceballos, neurólogo del Hospital Regional “Elvia Carrillo Puerto” del Issste en Yucatán.

En su intervención en la mesa redonda “Enfoque Multidisciplinario de la Enfermedad de Alzheimer”, en la última jornada del XXX Congreso Nacional de Medicina Familiar que se llevó a cabo en Mérida, el especialistas dijo que actualmente el padecimiento se divide en dos etapas: preclínica y clínica.

“Es posible hacer un diagnóstico preclínico, sin embargo los pacientes llegan con nosotros cuando ya presentan los signos de la enfermedad como lo es la pérdida de memoria inmediata, como por ejemplo dónde dejó las llaves o no saben cómo regresar a casa, comienzan a olvidar los nombres de familiares y mostrar cambios conductuales”, explicó.

El doctor Salazar Ceballos mencionó que el Alzheimer es el tipo más frecuente de demencia, pero también existe la demencia vascular derivada de eventos cerebrovasculares que se asocian al incremento en la esperanza de vida de la población.

“Los infartos cerebrales, depresión, encefalopatías hepáticas y renales pueden servirnos para descartar Alzheimer. También las deficiencias nutricionales, tumores cerebrales y el Parkinson”, apuntó.

Alimentación contribuye al Alzheimer 

Por su parte, el maestro en Nutrición, Luis Ricardo González Franco, de la Facultad de Medicina de la Uady dijo que existe relación entre la alimentación y la demencia.

“Llevar una dieta deficiente, con alimentos de alta densidad calórica se relaciona con el desarrollo de demencias, en particular de Alzheimer. El consumo en exceso de energía va afectando los procesos inflamatorios que tienen efecto a nivel neurológico”, indicó.

-En Yucatán, hasta el 5 de mayo se han confirmado 210 casos de enfermedad de Alzheimer, de los cuales 152 son hombres y  58 son mujeres.