Mérida, Yuc.- El Ayuntamiento de Mérida se encuentra en espera del permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para realizar la remodelación de la torre del Palacio Municipal, que aloja al reloj del municipio.

El Ayuntamiento informó que el presupuesto original destinado para este proyecto era de 100 mil pesos, pero el INAH solicita una remodelación casi total del segundo nivel del Palacio Municipal, de manera que el monto llegó a dos millones de pesos.

Como publicó MILENIO NOVEDADES, después de 20 años sin sonar, el emblemático reloj de la torre será reparado por el Ayuntamiento de Mérida y sólo se requiere del permiso del INAH para devolverlo a su estado original.

“La vibración de las campanas dañaron las paredes y el travesaño de madera donde están colgadas; cuando se detectaron las fisuras, la Dirección de Obras Públicas pidió el permiso para intervenir, pero ahí fue donde el Instituto Nacional de Antropología e Historia frenó temporalmente los trabajos”, informó el regidor José Luis Martínez Semerena.

Añadió que la Comuna está en espera que el INAH libere los permisos para reanudar las obras, aunque el presupuesto con la nueva obra se sale las manos, es decir, no existen los recursos para el remozamiento que incluye los pilares del segundo nivel del Palacio Municipal.
Con los trabajos que se planean el mecanismo del antiguo reloj volverá a funcionar y de no hacerlos puede ocasionar el derrumbe por completo la torre del Palacio Municipal.

El reloj cuenta con tres campanas, las cuales hasta hace 20 años emitían sonido: una suena a la hora, otro a la media hora, y la última, al cuarto de hora. El mecanismo funciona perfectamente.