Mérida, Yuc.- Nueve de cada 10 personas son adictas al azúcar y, aunado al alto consumo de harinas, está ocasionando que se presenten cada vez más casos de obesidad que derivan en enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, colesterol alto, entre otras, aseveró Mijaíl González Ruiz, especialista en nutrición y enfermedades crónicas.

Al impartir una conferencia ante integrantes de la asociación civil “Sinergia con Sentido”, el médico mencionó que en 2010, cuando las cifras ya eran alarmantes, cada persona consumía al año 50 kilogramos de azúcar y para 2016, el consumo anual era de 75 kilogramos.

“Está comprobado científicamente que el azúcar estimula las mismas zonas del cerebro que la cocaína, pero en mayor grado. El azúcar de hoy es altamente adictiva”, apuntó.

También dijo que no hay alimento que sea bueno o malo sino que los seres humanos “no estamos adaptados evolutivamente a ellos. Por ejemplo, la comida chatarra tiene apenas 200 años que apareció, es imposible que estemos adaptados a ella y por eso nos inflama y nos enferma”, advirtió.

“Si lo que comemos no está en la naturaleza, no es alimento. Es solo un producto procesado que nos inflama y enferma. Es como que a un león le demos solo vegetales o pretendamos que una jirafa consuma carne. Lo mismo pasa con nuestro organismo, no debemos darle la gasolina incorrecta”, sentenció el médico.

El doctor González Ruiz mencionó algunos mitos acerca de la alimentación, tal como lo es la necesidad de consumir leche. En este punto dijo que fuera de la leche materna ninguna otra aporta calcio y nutrientes necesarios.

El siguiente mito al que hizo referencia es el consumo de cereales y harinas. El gluten, dijo, hace que aparezcan aperturas entre células ocasionando males intestinales, el principal de ellos se conoce como intestino permeable.