MÉRIDA, Yuc.- La Dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Mérida informó que como parte de las regulaciones para mitigar el ruido en el primer cuadro de la capital yucateca, la autoridad municipal ha clausurado al menos cinco bares, esto en relación con el reglamento de actos y procedimientos administrativos del municipio de Mérida.

Sin embargo, después de la colocación de los sellos, los propietarios de los establecimientos clausurados se acercaron al Ayuntamiento para corregir sus fallas y asesorarse sobre el tema de la insonorización en sus comercios y mitigar el ruido que de estos emana.

Por otra parte, durante el primer trimestre del año la dependencia otorgó 538 órdenes de inspección en construcciones en la ciudad. De esa cifra, 518 casos ameritaron la suspensión de la obra.

Aref Karam Espósitos, director de Desarrollo Urbano, indicó que de los 538 casos, 113 se registraron en el centro, y 109 de ellos requirieron la suspensión de la obra.

“Las órdenes de inspección en las construcciones tuvieron su origen en denuncias ciudadanas o por la detección de los inspectores de Desarrollo Urbano durante sus recorridos periódicos por la ciudad”, concluyó.