Luis Fuente/Milenio Novedades
KANASÍN, Yucatán.- La batalla legal por la custodia de dos niños se ha convertido en un asunto complejo en el que están involucrados los juzgados de oralidad familiar y penal de Kanasín, pues mientras la primera concedió la guarda al padre de los menores, en el otro, este sujeto enfrenta dos procesos por abuso sexual y violencia familiar a sus propios hijos.

La entrega de los niños a su padre estaba programada para ayer en el Juzgado Cuarto de lo Civil y Familiar con sede en el Centro de Justicia Oral de Kanasín, pero la diligencia no se llevó a cabo debido a que los abuelos maternos y un grupo de 20 personas realizaron un plantón a las puertas de ese inmueble.

El abuelo materno, Héctor promovió un juicio de amparo ante el Juzgado Primero de Distrito, instancia que concedió la suspensión provisional del acto reclamado –que es la entrega de los niños a su padre–, y fijó para este viernes 6 la audiencia en la que resolverá si concede la suspensión definitiva.

También te puede interesar: Policía Estatal y Fiscalía arriban a Seyé por irregularidades electorales

Mientras esperaban la llegada del asistente de su abogado para que les entregara una copia certificada de la suspensión provisional, los familiares maternos y un grupo de personas realizaron un plantón a las puertas del Centro de Justicia Oral de Kanasín, pues policías municipales impidieron su ingreso al inmueble, y gritaban consignas en contra de la juez Ortiz Noh.

El día 19 de junio pasado, la juez cuarto de lo civil y familiar, con sede en Kanasín, Rita Elvira Ortiz Noh emitió el fallo en el expediente 314/2014 relativo a la custodia de dos niños, misma que era disputada entre el abuelo materno Héctor, y el padre George Francisco, ante el fallecimiento de su esposa y madre de los menores.

La juez Ortiz Noh decidió otorgar la custodia al padre de los menores y ordenó al abuelo materno la entrega de los niños en las instalaciones del Centro de Justicia Oral de Kanasín, lo cual hasta la fecha no ha sucedido.

Los familiares maternos están inconformes contra la resolución de la juez Ortiz Noh, ya que señalan que George Francisco tienen dos procesos penales en el juzgado primero de control de Kanasín: la primera que es la 35/2017 por el delito de abuso sexual y la 41/2017 por violencia familiar. En ambos casos las víctimas son sus hijos y el denunciante el abuelo materno.