MÉRIDA, Yuc.- El número de casos de influenza presentados en Yucatán, cumple con los criterios para declarar que la enfermedad ha ingresado a la fase de epidemia, aseveró David Canché Durán, Maestro en Salud Pública.

“Una epidemia es una enfermedad que se propaga durante un cierto periodo en una zona geográfica determinada y que afecta de forma simultánea a muchas personas. Se trata de una noción utilizada por la salud comunitaria para hacer referencia al hecho de que la enfermedad llega a una cantidad de gente superior a la esperada, como es el actual brote de influenza AH1N1, por tanto, no existe razón para no declarar epidemia”, explicó.

Al hacer un comparativo de casos, mencionó que hasta la semana 28 (segunda semana de julio) en la temporada interestacional de influenza 2016, se había registrado 149 casos sospechosos, 10 positivos y cero defunciones; en la temporada 2017 se reportaban 151 casos sospechosos, ocho positivos y cero defunciones y en la temporada actual se ha presentado 998 casos sospechosos, 92 positivos y cuatro defunciones, sin tomar en cuenta que no en todos los casos se realizan pruebas para determinar si el paciente tiene esta enfermedad.

Dijo que las cifras indican la existencia de casos que superan la media esperada para influenza, por tanto, constituyen una epidemia, es decir, hay una mayor cantidad en comparación a lo previsto.