MÉRIDA, Yuc.- El Proyecto de Norma Oficial Mexicana NOM-260-SSA1-2015, para la disposición de células troncales y progenitoras con fines terapéuticos y de investigación, se encuentra en etapa de revisión final en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Participaron en su creación expertos de diversas instituciones, quienes elaboraron un marco normativo con estándares internacionales que garantizan la calidad y seguridad en cuanto a la obtención, evaluación, procesamiento, almacenamiento y disposición de estas células.

La directora general del Centro Nacional de Transfusión Sanguínea (CNTS), Julieta Rojo Medina, precisó en entrevista que el uso de células madre provenientes del cordón umbilical está aprobado únicamente para el tratamiento de niños con enfermedades hematológicas.

En adultos con estas enfermedades, las células se obtienen por aféresis (extracción por separado de aquellos componentes de la sangre que se necesitan, devolviendo el resto al donante por la misma vía de recolección). 

La especialista explicó que las características con las que deben contar las instituciones que realizan este tipo de terapias son integrar un comité de trasplantes y contar con especialistas en el campo, quienes indiquen y realicen el procedimiento responsablemente.