Adán Escamilla/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Gran susto se llevaron unos topógrafos que laboraban la mañana del jueves en montes entre el Anillo Periférico y el fraccionamiento Francisco de Montejo, al toparse con el cadáver de un hombre ahorcado, el cual ya estaba momificado.

No se sabe aún la identidad del ahora occiso, pero trascendió que la muerte se trataría de un suicidio, el cual sería el número 66 en Yucatán durante el 2018.

De acuerdo con lo que se averiguó en el sitio, los trabajadores hacían mediciones por esa zona y se metieron a los terrenos que están a un lado de la calle 41 de Francisco de Montejo, entre la calle 64 y el Periférico.

Pocos metros habían avanzado cuando de pronto se vieron de frente con un cadáver “seco” por el paso de los días bajo el inclemente sol, de un hombre como de unos 60 años, que que vestía camisa azul, pantalón de color azul oscuro y gorra negra, y que estaba colgado del cuello de un tronco pequeño.

Asimismo, el cadáver estaba casi sentado en unas piedras. Personal del Semefo y la Fiscalía arribaron al lugar.

Fallece otro quemado en la explosión de Hocabá