Mérida, Yuc.- Por la temporada de calor, en la entidad se incrementan los casos de picaduras de víboras e intoxicaciones por contacto con animales ponzoñosos. En el primer caso, según los datos del Boletín epidemiológico, correspondiente a la semana 12 que comprende del 18 al 24 de marzo, en la entidad se registran 12 casos y, 8 en el segundo problema, cifra similar a años anteriores.

De acuerdo con los datos, los casos de picadura de araña se presentan en mayor medida en las grandes ciudades, en tanto que los de víbora y alacrán, ocurren en municipios alejados de la mancha urbana.

Los Servicios de Salud de Yucatán recomiendan extremar cuidados al detectar alguna de estas especies, sobre todo víboras, de las cuales en la entidad hay al menos 48 especies de las cuales la coralillo, boa y la nauyaca son las más amenazadas.

Los módulos de la SSY recomiendan que en caso de presentar fiebre, intenso ardor en una zona específica del cuerpo, así como entumecimiento, podría tratarse de una mordedura de algún animal ponzoñoso, por lo que la persona deberá acudir rápido a alguna clínica, para que pueda ser atendido y tratado de manera oportuna.