Óscar Chan/Milenio Novedades

MÉRIDA, Yuc.- Integrantes de la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas A.C. (Amotac) denunciaron que a pesar de tener una ocupación de casi el 90 por ciento durante el verano, unas cien unidades del servicio de transporte urbano de Mérida se han “lanzado” a las carreteras del Estado para ofrecer la renta de sus vehículos con destino a las playas, “golpeando” a quienes están registrados de forma oficial para el traslado del turismo local, nacional y extranjero.

Andrés Javier Poot Alonso, secretario general de la Amotac, denunció que desde que inició la temporada vacacional se ha reportado la presencia de unidades de diferentes concesionarios de ese servicio en los puertos de Celestún, Sisal, Chelem y Progreso.

Informó que ya denunciaron los casos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y a la Policía Federal, pues las unidades del transporte urbano no cuentan con seguro de pasajeros para circular fuera de la periferia de la ciudad, y eso representa un riesgo para quienes rentan sus servicios.

Recordó que con la modernidad que existe en el parque vehicular actual, no todos los autobuses pueden cubrir ciertos destinos turísticos por el modelo de las unidades, aunque hay unidades del transporte urbano que realizan esos servicios turísticos, creando de este modo una competencia desleal.

“Muchas personas que ocupan esos vehículos no saben que esas unidades no tienen seguro para circular por carreteras federales y eso es un riesgo para los pasajeros”, acotó.