MÉRIDA, Yuc.- La Secretaría de Desarrollo Rural informó que productores del sur y oriente del Estado externaron su preocupación por las altas temperaturas e incendios de esta época, por lo que este año el Gobierno estatal incrementó en un 13 por ciento el monto de su aportación al fondo de seguros agrícolas, el cual llegó a poco más de 37 millones de pesos, 11 millones más que en 2017.

Este tipo de ayuda funciona con aportación estatal y federal así como una parte de los productores, por lo que para este año el Gobierno del Estado aportó 4 millones 300 mil pesos y por la parte federal, alrededor de 33 millones, haciendo un total para este año de poco más de 37 millones de pesos, cuando en 2017 se contó con 26 millones.

El titular de esa dependencia de gobierno, Pablo Castro Alcocer, indicó que hasta este momento no han tenido la necesidad de utilizar los seguros agrícolas, al todavía no considerar la época como “catastrófica”.

De igual manera este año se aumentó en 91.86 el número de hectáreas perennes, es decir la parte del suelo que cuenta con árboles o plantas que se mantienen vivas de manera permanente, haciendo un total de 121 mil 222 ha.

Aunque no precisó cuál es el número total de personas que cuentan con el seguro, señaló que más productores se interesan para obtenerlo debido a la temporada de calor que se vive.

De igual manera señaló que se trabaja en un plan para apoyar a los productores que no cuentan con el seguro y sufran alguna perdida, principalmente en la obtención de alimento en la parte ganadera y de semillas en la parte agrícola.

Hasta el momento no se ha determinado cuánto invertiría el Estado para este tipo de ayuda, pues apenas empieza la temporada de temperaturas altas y este año se ha pronosticado un importante incremento de éstas en relación con 2017.