Patricia Itzá/SIPSE

Mérida, Yuc.- A diferencia de los constructores afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de la Vivienda que anunciaron en días pasados un aumento en el precio de las casas para este año, debido al alza de la gasolina, el delegado del Infonavit en el Estado, Manuel Bonilla Campo, aseguró que en la vivienda de interés social se mantendrá el mismo costo de 2017.

“Nosotros en la dependencia empezamos este año con los mismos precios que el anterior, pero tenemos que estar atentos para observar cómo se mantiene la economía al menos hasta el próximo semestre”, explicó.

Destacó que el cierre de 2017 fue bueno pues la meta crediticia fue superada en un 10 por ciento, lo que no se lograba desde hace varios años.

Explicó que en total el año pasado alrededor de 9 mil personas adquirieron un crédito de Infonavit para comprar vivienda, que en conjunto con los que solicitaron préstamos para mejorar sus casas, se llegaron a 14 mil personas.

Resaltó que los yucatecos pueden adquirir una vivienda desde 280 mil pesos, cuando a nivel nacional es costo es de 350 mil; sin embargo, han podido entregar créditos por hasta un millón 600 mil pesos, ya que todo depende del puntaje que obtenga el trabajador y cuánto sea el porcentaje de cotización.

“Estamos todavía en la expectativa de qué ocurrirá, porque otro de los temas importantes es el aumento del precio del cemento, el cual consideramos que tendrá un nuevo aumento, pero no hemos visto ningún impacto desfavorable para que tomemos otra medidas”, puntualizó.

Sin embargo, para la Cámara Nacional de la Industria de la Vivienda el precio de la vivienda dependerá si aumenta o no el costo de los insumos, como acero, aluminio y vidrio, pero principalmente el cemento, lo que podría aumentar considerablemente.

Por el momento están a la espera de que se den a conocer realmente de cuánto será el incremento para decidir las modificaciones de los precios y que estos no sigan afectando más la economía de la ciudadanía.