Mérida, Yuc.- Académicos de la Universidad Autónoma de Yucatán sostienen que la Secretaría de Salud de Yucatán no tomó en cuenta un estudio realizado por la casa de estudios, el cual reveló que el período de vacunación de influenza debe ser entre marzo y abril, y no en octubre como hasta ahora se realiza.

El brote de influenza que constantemente prevalece en el Estado es consecuencia del desinterés científico de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), ya que la inmunización se efectúa fuera de tiempo, provocando un aumento en el número de personas afectadas por esta pandemia”, afirmó la investigadora de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), Guadalupe Ayora Talavera.

“El sector salud continúa con sus erróneos operativos para ‘aminorar’ la presencia de la enfermedad en el Estado, cuando lo que debería hacer es prevenir”, aseveró.

Por su parte, la investigadora Adriana Matos Patrón dijo que el programa de vacunación contra la influenza en México inicia en octubre y termina en febrero del año siguiente, estrategia que simultáneamente se desarrolló en el país.

“Sin embargo, en Yucatán la epidemia de influenza ocurre entre junio y septiembre, y por lo tanto la vacunación tendría mejor efecto en la población yucateca si se vacunara en los meses previos a la epidemia, es decir, entre marzo y abril”, apuntó.