MÉRIDA, Yuc.- Ante el panorama epidemiológico alarmante de la obesidad, especialistas hacen un llamado a los expertos a tratar y controlar esta enfermedad de manera seria, ya que es una prioridad de salud nacional.

En Yucatán, las cifras de obesidad en la población son muy altas. De acuerdo con la Secretaría de Salud, hasta el 10 de marzo se han diagnosticado 4 mil 535 casos, de los cuales mil 729 corresponden a hombres y dos mil 806, a mujeres.

La cifra reportada hasta el momento, supera en un 34 por ciento, la que se reportaba en la misma fecha de corte, el año pasado que eran 3 mil 374 casos.

En 2017, los casos de obesidad se dispararon al sumar 21 mil 306 (7 mil 773 hombres y 13 mil 553 mujeres), cifra que prácticamente duplicó a los de 2016 que fueron 10 mil 803.

Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, dijo que los médicos deben descartar la idea de que es muy fácil perder peso y grasa sólo con reducir las porciones de alimentos e incrementando la actividad física como caminar, ya que esto significa ignorar el funcionamiento biológico del organismo.

Cenote Xlacah de Dzibilchaltún tenía forma de 'campana'

“Al bajar la masa de grasa en el organismo, haciendo dieta y ejercicio, el cerebro interpreta estos cambios como una crisis de tejido graso que buscará compensar. Para ello, enviará señales al organismo para limitar el consumo y aprovechamiento (metabolismo) de las reservas de grasa corporal, generando también mayor apetito y menor saciedad, lo que en general suele aumentar el peso de los pacientes”, explicó.