Milenio Novedades
MÉRIDA, YUC.- Con una inversión de 30 millones de dólares, el grupo Elementia instalará en Yucatán una planta de molienda de Cemento Fortaleza.

El gobernador Rolando Zapata Bello y Jaime Rocha Font, director general de la División Cementos de la firma mexicana, conformada por los corporativos Carso y Kaluz, presentaron el plan de inversión a largo plazo de la nueva factoría, que creará 50 empleos directos y 150 indirectos, la cual se espera comience a operar en julio de 2019.

Acompañado del titular de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe), Ernesto Herrera Novelo, el mandatario afirmó que Yucatán es una apuesta certera, toda vez que la visión de la entidad se ha caracterizado por el interés en la generación de oportunidades para los negocios y el crecimiento de su gente, lo que propicia un entorno de armonía y bienestar para la población.

Ante representantes de las diferentes cámaras empresariales locales, el titular del Poder Ejecutivo señaló que, a menos de 50 días de concluir su administración, continúa la llegada de capitales a la entidad y en específico ésta que dará un mayor impulso al rubro de la construcción, el cual se ha mantenido muy sólido, pues en 2017, Yucatán ocupó el cuarto lugar nacional en la industria inmobiliaria.

“Desde el inicio de nuestro Gobierno teníamos muy claro el hecho de impulsar una política de atracción de inversión que, venturosamente, ha dado resultados, y el poder estar junto con los sectores productivos del Estado, anunciando nuevas inversiones demuestra una dinámica que no se detiene, sino que sigue avanzando”, afirmó desde el Salón de los Retratos de Palacio de Gobierno.

Asimismo, Zapata Bello aseveró que al conocer las bondades que ofrece el territorio, la compañía visualizará a la entidad como un espacio donde pueden también establecer los otros sectores del acero, así como las diversas ramas que forman parte de Elementia.

Es una gran noticia que un grupo con presencia en la economía mundial ponga los ojos en Yucatán. Tengo la seguridad de que se dará una secuencia que garantice el crecimiento económico, empleo, bienestar, competitividad y, fundamentalmente, un entorno de desarrollo y de oportunidad acá en el Estado, finalizó.

¿Dónde estará?

La nueva planta se edificará en un terreno de siete hectáreas en el kilómetro seis de la carretera Progreso-Mérida.

Esta es una ubicación estratégica, puesto que el clínker, material que surge en la primera etapa de la fabricación del cemento, será recibido en el Puerto de Altura de esta demarcación en barcos de hasta 40 mil toneladas.