MÉRIDA, Yucatán.- La Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) giró plazo de 10 días para que la Judicatura Federal entregue el manifiesto de impacto ambiental en su modalidad general, al proyecto de construcción del Centro de Justicia Penal Federal en Mérida, en la colonia San José Tecoh Sur.

La Judicatura cuenta con 10 días a partir de hoy para elaborar dicho informe para la construcción de las nuevas salas de oralidad en esa zona.

La obra se realizará en la calle 60, con número exterior 401, como parte de un proyecto del Poder Judicial de la Federación, a través del Consejo de la Judicatura Federal y que constará de; edificios de salas de juicios orales, casetas de vigilancia para el control de acceso, cuarto de máquinas y cuarto de basura, todo esto solamente en la planta baja.

También te puede interesar: ¿Te imaginas llegar en tranvía al nuevo parque de La Plancha?

En un segundo nivel, el inmueble tendrá una sala de juicios orales, azotea, área de estacionamiento, vialidades, plazas y áreas verdes, con el objetivo de efectuar juicios orales por parte de las autoridades en materia de impartición de justicia, de índole federal.

La solicitud por parte del Poder Judicial de la Federación para realizar este estudio y continuar con la obra de construcción fue emitida desde el pasado 17 de noviembre, sin embargo fue a partir de ayer que se dio a conocer la respuesta de la Seduma, y de que empezara el plazo para que los titulares del proyecto presentaran el estudio de impacto ambiental, con el cual se justifique que no hay impedimento alguno para continuar con el proyecto.

De acuerdo con el Consejo de la Judicatura, actualmente el Centro de Justicia Penal en el estado de Yucatán, con residencia en Mérida se encuentra en carácter de “adecuación”, ubicado sobre la avenida Itzáes de esta ciudad, en las antiguas instalaciones de una empresa refresquera.

De acuerdo a la publicación que presenta la Seduma a través del Diario Oficial del Gobierno del Estado de Yucatán, la misma dependencia realizará observaciones en caso de que la obra requiera medidas adicionales para “mitigar” los impactos ambientales que se generan en la zona por la construcción.