Patricia Itzá/SIPSE

Mérida, Yuc.- Alrededor de 70 inmuebles corren el riesgo de no ser restaurados como parte del programa “Rescate de Fachadas” que implementa el Ayuntamiento de Mérida, debido a que la dirección de Desarrollo Urbano todavía está en “pláticas” con los dueños, ya que algunos están renuentes, otros necesitan una mayor inspección del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) al considerarlos monumentos históricos y existen otros que están abandonados.

Aref Karam Espósitos, titular de la dependencia, informó que en esta segunda etapa la meta es restaurar 228, de las cuales ya se han concluido 70, se sigue trabajando en 84 y hay 74 en las que aún no se concreta si se realizará la remodelación.

“Cuando es una casa habitación no podemos obligar a que acepten este procedimiento a menos que la vivienda se esté cayendo, porque es como llegar y decir que no nos gusta su fachada, la tiene que quitar; la realidad es un proceso algo complicado”, señaló.

A diferencia de una vivienda, cuando se trata de un inmueble que se utiliza para fines comerciales, la normatividad permite que se les pueda inspeccionar para que puedan “obligarlo” a mejorar la imagen urbana que es importante para el Ayuntamiento.

La segunda etapa del programa, la cual abarca del parque Santa Ana hasta Santa Lucía por la calle 62 y la calle 58, empezó en noviembre y se debe concluir en abril.