C. Franco y L. Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “Es un sinvergüenza!, me chocó y se fue”, exclamaba una señora luego de que fue embestida por una camioneta, cuyo conductor huyó del lugar del percance. Pero cuál fue su sorpresa que rato después vio regresar al culpable del choque acompañado de su jefe para hacerse cargo de los daños.

Este martes, alrededor de las 8 de la mañana, la guiadora de un Jetta iba sobre la calle 32 de la colonia Buenavista, tenía preferencia de paso al llegar a la esquina de la 23, pero en ese momento el conductor de una camioneta que venía sobre la segunda vía no vio la señal de alto, así que siguió su camino, y cuando reaccionó, pisó el freno, pero ya era demasiado tarde, por lo que chocó al Jetta, el cual se subió a la banqueta y se estrelló contra un muro. El responsable ni siquiera se detuvo, por el contrario, aceleró y desapareció.

La mujer, muy asustada, se bajó de su auto y pidió ayuda. Habló a sus familiares, quienes llegaron a auxiliarla, y luego a la policía.

En eso estaban cuando vio que llegó la camioneta que la chocó minutos atrás. Resulta que el joven que la manejaba fue a su oficina y le contó a su patrón lo ocurrido, y éste, después de reprenderlo, lo llevó de vuelta para que el seguro se hiciera cargo de los daños que ocasionó.