MÉRIDA, Yuc.- El Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, A.C. (Ciatej), con sede en Yucatán, trabaja en la propagación de semillas sintéticas con el objetivo de conservar las plantas nativas del Estado que están en riesgo de desaparecer, como orquídeas y flores melíferas.

La investigadora Julia Cano Sosa, quien es parte del proyecto, explicó que la pérdida de la flora en la región es por el crecimiento de las ciudades, además por los incendios que se han incrementado en algunas regiones en ciertas etapas del año.

De igual manera precisó que la disminución de ciertas especies es también porque los campesinos requieren de ciertos lugares para sus siembras y recurren al “desmonte”, pero muchas veces desconocen que hay especies que son importantes para la biodiversidad.

Cultivan semillas sintéticas para conservar la biodiversidad en la región. 

La plantas que están desarrollando a través de este tipo de semillas son las orquídeas Galeandra batemanii, que está catalogada en la Norma Oficial Mexicana (NOM) 059 como en riesgo de extinción, también con la Bletia purpúrea y la flor Ipomea Carnea Jacq, esta última de gran importancia para el ecosistema en la producción de la miel, ya que es una de las especies principales de las que se alimentan las abejas.

“El principal problema de las orquídeas es que son pequeñas y carecen de endosperma, esa sustancia permite a las semillas germinar. Nosotros, a través del banco de germoplasmas, creamos este tipo de semillas sintéticas que permiten darle esa estructura y las condiciones para que puedan realizar este proceso”, indicó.

Además trabajan para darles características adicionales, como en la misma semilla agregar sustancias orgánicas que evitan que sean atacadas por ciertos patógenos, de esta manera se garantiza la inocuidad de las plantas.

“La idea es que las plantas se siembren de manera natural sin ningún problema, pero con las ventajas que los científicos les proporcionen, haciéndolas más resistentes”, indicó.