Katia Leyva/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Con el inicio de la temporada decembrina, la jefatura de Espectáculos del Ayuntamiento de Mérida dio a conocer que este viernes 8, vencerá el plazo para solicitar permisos para el tradicional cierre de calles, debido a las convivencias decembrinas. “El año pasado se otorgaron 250 permisos y para este se espera un incremento de 50 más”.

Las convivencias vecinales, como tradicionalmente se les conoce, comienzan con los festejos a la Virgen de Guadalupe. Durante estos días los ciudadanos solicitan autorización para el bloqueo de calles, en busca de seguridad al llevar a cabo sus novenas y fiestas.

El jefe de Espectáculos, Luis Palma Pech, agregó que dicho trámite es gratuito y consiste en tener la calle cerrada durante un máximo de cinco horas, teniendo como límite las tres de la madrugada.

También te puede interesar: Encendido de árbol, dio inicio a las fiestas decembrinas en Yucatán

En cuanto a los requisitos que deben cumplir los ciudadanos para que les autoricen el permiso de cerrar una calle son: acreditar ser una persona responsable, contar con credencial de elector, llenar una solicitud acompañada de su firma, así como nombre y dirección de otras personas que también habitan en la calle.

Añadió que la jefatura a su cargo ha detectado que en ocasiones presentan firmas de gente del rumbo que va ir a la celebración, pero “esto no es válido, solo se aceptan nombres y firmas de las personas que vivan en el lugar donde se realizará la convivencia vecinal”.

Para tener la seguridad de que las firmas son reales, la Jefatura de Espectáculos envía a un inspector para verificar si todos los vecinos están de acuerdo y una vez que exista el consenso, les extienden una anuencia para el bloqueo de la vialidad, y a partir de ahí deberán presentarse ante la policía Municipal o Estatal, dependiendo de dónde lleven a cabo su evento, para notificar el cierre de la vialidad.

Cuando algún grupo de ciudadanos quiere hacer un festejo y solicita cerrar una calle, la Policía podrá verificar que el evento se esté realizando en orden, porque reciben un oficio que les indica dónde se está llevando a cabo una convivencia vecinal, e incluso el horario.

Si alguna convivencia vecinal presenta alteración al orden público, la policía puede solicitar el permiso, verificar los horarios y en un momento dado, cancelar la celebración.