MÉRIDA, Yuc.- Con más complicaciones de tránsito, el cierre total del distribuidor vial a Progreso, en el Anillo Periférico, ocasionó desde este martes una circulación lenta y varios choques menores, debido a que los conductores aún se encuentran ubicando los puntos alternos para llegar a su destino.

Desde este mares la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) exhortó a los conductores, por medio de sus redes sociales, a tomar sus precauciones y revisar con tiempo las rutas alternas.

Como adelantamos, en punto de las 8:00 am se realizó el corte de la circulación en dirección oriente-poniente en lo que corresponde a la carretera Mérida Progreso y que, de acuerdo con el Centro SCT-Yucatán, la reapertura está programada para septiembre próximo, es decir, las jornadas viales caóticas en ese punto meridano continuarán en los próximos cinco meses.

Cabe recordar que algunas de las laterales fueron habilitadas para desahogar la circulación, sin embargo, dicha situación retrasa el viaje para aquellos que tienen sus centros de trabajo después de la zona.

Usuarios entrevistados por MILENIO NOVEDADES destacaron que si bien antes del cierre total el tráfico era complicado, ahora se torna peor, debido a que se deben sortear laberintos e incluso rodear por completo lugares solo para llegar al destino.

Cinco meses

El distribuidor vial de la carretera Mérida- Progreso permanecerá cerrado al menos durante cinco meses más, informó la Secretaría de comunicaciones y transporte.