Katia Leyva
MÉRIDA, Yuc.- La canasta básica de los yucatecos subió el año pasado 87 pesos en la zona rural y 121 pesos en las urbanas: pasó de 979.42 pesos mensuales (al cierre del 2016), a mil 66 pesos, la primera, y de mil 369.67 a mil 491.65 al cierre del 2017 la segunda, según reveló el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El estudio confirma que el año pasado el bolsillo de los yucatecos resintió más las alzas en comparación con 2016, cuando los incrementos fueron de 41.41 pesos en el área rural, y de 54.61 pesos, en la urbana.

MILENIO NOVEDADES ha publicado en los últimos días que, a consecuencia del ajuste a los combustibles, en el arranque de este año los precios de la canasta básica registran incrementos entre 20 y 50 por ciento, lo que significa un menor poder de adquisición para las familias a la hora de adquirir alimentos como carne, huevo, frijol, azúcar, frutas y verduras.

Durante la primera semana de enero los productos que registraron un incremento fueron el gas LP, que pasó de 382 pesos a 402 pesos el cilindro de 20 kilos; el kilo de huevo, de 23 a 32 pesos. La lechuga, de 7 a 10 pesos, y el bistec de res, 120 a 125 pesos el kilo, aunque el precio final al consumidor alcanza los 155 pesos.

Además, en las últimas dos semanas se registraron aumentos en productos básicos, fletes, materiales de construcción, viviendas terminadas y la ropa. El argumento de las alzas es la elevada inflación con que arrancó 2018.

Según datos del Coneval, actualmente en Yucatán el costo de la canasta básica en el área rural es de mil 50 pesos al mes, mientras que la urbana es de mil 492.60 pesos.

De acuerdo con Coneval se necesitan $94.06 diarios para cubrir los gastos básicos

Cabe señalar que el gasto en general es mayor, pues si se incluyen servicios y transportes básicos, la canasta en zonas urbanas pasó de dos mil 764.79 en 2016, a dos mil 980.79 al cierre de 2017.
Mientras tanto, incluyendo esos servicios y transportes básicos, en la zona rural subió el año pasado de mil 787.15 pesos a mil 933.12 pesos, al cierre de 2017.

No alcanza el dinero

De acuerdo con el estudio “La pobreza persistente en México”, elaborado por la Universidad Iberoamericana, el salario mínimo constitucional mensual debería ser de 4 mil 760 por persona, un promedio de 158 pesos por día, y no los 88.36 pesos que fijó la Conasami para este año.

El incremento al salario mínimo registrado el 1 de diciembre, de 80.4 a 88.36 pesos, equivale a un 10.39 por ciento; sin embargo, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), cada mexicano necesita 94.06 pesos diarios para cubrir gastos de alimento, vivienda, transporte, vestido, educación, cultura y recreación.

El organismo destaca que los 88.36 pesos diarios del salario mínimo no son suficientes para comprar, por ejemplo, algunos productos de la canasta básica mexicana como el huevo, frijol, pollo, azúcar, papa, jitomate, arroz, limón, cebolla y aguacate, los cuales registraron un aumento en sus precios los primeros días de enero.