Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán solicitó a los 106 ayuntamientos informar del avance del cumplimiento de sus recomendaciones sobre los detenidos en las cárceles públicas de Yucatán.

Entre los siete puntos recomendatorios, se hace especial énfasis en vigilar constantemente las celdas de las cárceles municipales para impedir que las personas detenidas realicen actos que puedan atentar contra su integridad.

En el oficio enviado a cada uno de los 106 Cabildos se recordó que desde el 2014, año en el que se emitió la Recomendación General a la presente fecha, se han documentado seis quejas ante este Organismo por fallecimientos en cárceles públicas.

Por lo que también se solicita adoptar programas de prevención de suicidios, así como garantizar que todos los fallecimientos, sin importar la causa, sean investigados a fin de establecer la responsabilidad penal de los autores.

 El Secretario Ejecutivo y encargado de la Presidencia de la CODHEY, Miguel Óscar Sabido Santana exhortó a las autoridades municipales a cumplir con lo señalado en la Recomendación a fin de garantizar la seguridad y dignidad de las personas detenidas.

Recomendaciones 

Los siete puntos señalados en la Recomendación son: adoptar medidas necesarias para salvaguardar la salud de los detenidos; proveer los medios y elementos necesarios para contar con las bitácoras de registro; procurar la existencia de personal suficiente y con vigilancia continua para evitar que las personas detenidas en las celdas realicen actos que atenten contra su integridad personal o su vida y/o de las demás personas detenidas.

 Asimismo, se pide brindar capacitación al personal que intervenga en la custodia o trato de las personas detenidas; así como respetar a las personas detenidas, atender las condiciones estructurales, sanitarias y de higiene de las cárceles municipales, evitando el hacinamiento y la separación de las personas detenidas de acuerdo a su sexo y edad.

 Otro de los puntos recomendatorios es adoptar programas de prevención de suicidios, así como garantizar que todas las muertes que ocurran en las cárceles municipales, independientemente de su causa, sean sujetas a una investigación seria, imparcial y diligente, a fin de establecer la responsabilidad penal de los autores

Por último, analizar la normatividad municipal respecto a la función policial y al funcionamiento de las cárceles municipales.