Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA- Ante los hechos registrados en el municipio de Tahdziú, en donde los pobladores expulsaron a los familiares del presunto asesino de una menor de 6 años del mismo poblado, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) hace un llamado a las autoridades a garantizar la seguridad de todos los habitantes de esa población.

Por justicia y seguridad

Ante el lamentable crimen de la niña de 6 años de edad, el titular de la Codhey, Miguel Óscar Sabido Santana, señaló e insistió que las autoridades de procuración de justicia deben de atender con prontitud este caso, considerando el derecho de las familias de la comunidad del sur de Yucatán a la justicia y a la seguridad.

“Estos casos deben sentar un precedente con sanciones ejemplares a los responsables a fin de que se inhiba la repetición, y a la vez, para que las víctimas y sus deudos puedan recibir justicia”, precisó.

Llamado a la cordura

El secretario ejecutivo de la Codhey hizo un llamado a la cordura y a la conciencia de cada persona para que no se pretenda tomar justicia por propia mano, pues nunca se podrá frenar la violencia con más actos de violencia, esto en referencia a la expulsión de los familiares del presunto asesino.

“Reeduquemos en el respeto y la cordialidad en vez de la violencia y la venganza” pidió Sabido Santana, quien es el encargado de la presidencia de la Codhey. Insistió en que es momento de poner un freno total y contundente a la violencia y el abuso sexual contra los infantes.