Para Hitler y Buqui

La procedencia del perro en el árbol filogenético es confusa, pero lo real es que es pariente del lobo. ¿Cuál fue la razón de su evolución? Eso sí es un misterio científico, tal vez un lobo encontró lugar entre los primates y de ahí hombre y perro evolucionaron. En la actualidad, el paradigma de que el perro es el mejor amigo del hombre también puede leerse desde la visión perruna: el mejor amigo del perro es el hombre.

Entre los campesinos mayas el perro es un valioso compañero para la cacería; así, goza de privilegios como comer la parte que mordió de la presa, éste es uno de sus escasos privilegios, pues vive en el patio, por lo común se alimenta de las sobras de comida, no existe ningún cuidado adicional pero tampoco sufre afrentas, ya que el perro, según la mitología maya, cuando muere, espera a su amo para pasarlo al inframundo; sin perro de guía, el pixán se pierde, condenándose a vagar por tiempos sinfín.

En la modernidad, las familias, sobre todo urbanas, han tomado la costumbre de tener mascotas; aunque el origen de la palabra se adjudica a animales de compañía, por lo general se refiere a los perros. Estas mascotas llevan vida de rey, del presupuesto doméstico se destina una buena cantidad para su bienestar; el colmo llega al punto de familias que, en lugar de tener hijos, prefieren tener perros, convirtiéndose éstos en perrihijos.

Detrás de estas novo costumbres, existe un gran estrategia del capitalismo moderno, que se inicia en la comercialización masiva de las mascotas obtenidas en cruzas genéticas; una actividad transformada en una industria de pingües ganancias económicas; en la otra parte, tenemos a la industria alimentaria, la venta del alimento para perros suma miles de millones de dólares.

Los Canis lupus de alguna manera se han metido en nuestras vidas, la literatura antigua y moderna está llena de perros humildes, honestos, líderes, heroicos, actores y hasta héroes nacionales. La relación simbiótica hombre-perro es multifacética, existen casos donde los perros han heredado fortunas económicas, cuando ellos nada saben de dinero. Hay leyes para protección de canes, catalogados como seres no humanos, pero, como en toda sociedad, en la perruna existen los marginados de la buena vida, vagan por las calles y mendigan un mendrugo que sacie su hambre; al final los perros reproducen nuestra vida social y comunitaria… y de los veterinarios son “el pan nuestro de cada día”.