El Estado de California, que es el más poblado de Estados Unidos, con cerca de 40 millones de habitantes, se ha sumado a otros ocho y la capital Washington y ya autoriza la venta de mariguana “con fines recreativos”. En 2016 los electores californianos legalizaron el cultivo, la posesión y consumo limitado de mariguana entre adultos mayores de 21 años; hoy sólo tienen permiso 90 negocios para comercializar cannabis.

En California, desde 1972, se descriminalizó el uso de la mariguana, en 1996 en un referéndum se legalizó para usos medicinales y en 2016 se aprobó su utilización recreativa, lo que generará una gran industria de la yerba.

La aprobación del uso de la mariguana con fines recreativos impondrá gravámenes a su producción y consumo, se canalizarán estos impuestos a la investigación sobre las drogas y tratamientos de salud; se creará la oficina de control de la mariguana, que establecerá los patrones para el empaquetamiento, la nomenclatura, la promoción, el empleo de marcas, la comercialización de los productos y derivados. Los vendedores deben adquirir una licencia estatal y otra local; una persona podrá portar hasta una onza (28.70 gramos ) y a cada individuo se le permitirá cultivar hasta seis plantas en su casa, siempre y cuando estén a la vista del público y en aéreas cercadas.

La propuesta aprobada crea un impuesto de 9.25 dólares por onza de flores de la hierba y de 2.75 dólares por onza de hojas; se aplicará un impuesto del 15% sobre el precio de menudeo y los gobiernos locales estarán autorizados para recaudar sus propios impuestos. Los ingresos estatales serán depositados en el fondo del impuesto sobre la mariguana y se destinarán dos millones de dólares anuales al centro de investigación de cannabis medicinal de la Universidad de California, en San Diego, y 10 millones de dólares anuales a universidades públicas de esa entidad con el propósito de estudiar, investigar y evaluar las consecuencias del consumo.

Estas medidas que adoptan algunos estados norteamericanos afectan directamente a México. Especialistas, como el ex director del Cisen Diego Valdez Castellanos, dicen que las empresas ilegales de la delincuencia organizada y en especial las relacionadas con el narcotráfico tendrán más auge, porque México abastece al que es el principal país consumidor de drogas y es el paso de esas sustancias; por ello recomienda la legalización de la mariguana en México, lo cual afectaría el ingreso de las organizaciones criminales en un 30%.

Las medidas en California tendrán afectaciones en migrantes yucatecos que actualmente viven en ese estado y que al regresar traen consigo patrones transculturales como son la música, la vestimenta, los tatuajes y la forma de organizarse en pandillas.