Siempre es importante saber quiénes son nuestros actores políticos, para enterarnos qué es lo que proponen y por qué, y cómo la historia de vida los puso en el camino de la política.

El precandidato a gobernador de Morena, Rogelio Castro Vázquez, tiene 33 años, nació el 29 de febrero de 1984 en Cancún. Es hijo de migrantes yucatecos que se fueron a trabajar al vecino Estado. Sus padres, José Luis Castro Rosado y María Guadalupe Vázquez, son de Caucel. Castro Vázquez regresó a esa ciudad en 1988, después de que el huracán Gilberto afectó a Quintana Roo y su familia perdió todo.

Rogelio Castro aprendió a leer a los cuatro años, estudió en la primaria Jaime Torres Bodet, la secundaria en la Agustín Vadillo Cicero y el bachillerato en la Prepa 1.

Su primera gran derrota fue dejar de jugar futbol, ya que se lesionó los ligamentos y en ese entonces no había para pagar doctores, ya que el padre había dejado a la familia para irse a Cozumel. Quiso estudiar música y la reacción materna fue: “Estás loco, ¿de dónde voy a sacar el dinero”. Participó en la Prepa en un concurso de canto con la canción Amorcito corazón, en homenaje a Pedro Infante.

Luego hizo una audición en el Ayuntamiento, lo escuchó Antonio Marín y lo aceptó, pero Rogelio Castro no tenía para costear su traje y un amigo le prestó para el ajuar de charro y así pudo cantar los sábados en el Remate de Montejo.

En la Escuela Normal Superior de Yucatán se gradúa como maestro de historia, se integra como cantante en un mariachi y al graduarse combina la docencia con la cantada. Refiere que el mejor día para los mariachis es el de la Virgen de Guadalupe, ya que llevan más de 50 serenatas; entonces le pagaban 200 por actuación.

Su acercamiento a Morena fue cuando ese instituto era una asociación civil, luego en 2015 lo invitan para que se inscriba como precandidato a diputado federal, en un sorteo se rifan los lugares y es el primero de la lista de la circunscripción federal.

En adelante su cercanía con Andrés Manuel es estrecha e incluso en las reuniones lo presenta como un representante del pueblo, porque de él salió.

La que aglutinó a mujeres en el PAN fue la diputada federal Kathia Bolio, ya que para su inscripción estuvo acompañada, entre otras, de la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama y la Dra. Gina Villagómez, que es militante del empoderamiento de las mujeres. Kathia Bolio destacó la defensa de los espacios que los partidos políticos por ley deberían otorgar a las féminas.