Está a punto de iniciarse la campaña. Para algunos políticos será una evaluación ciudadana, aunque también existirán otras variables que van a influir en esta elección concurrente. El 30 de este mes comienzan formalmente y concluyen el 27 de junio, pero, hasta donde se sabe, ningún instituto político empezará en esa fecha por respeto a la Semana Mayor.

Desde ahora se puede vislumbrar un ambiente de crispación y esto se verá reflejado en las redes sociales, en los noticieros nacionales y locales a través de los medios convencionales, como los periódicos, la radio y la televisión, y en los estudios de medición del ánimo ciudadano.
Una nueva variable en esta contienda electoral es la internacionalización de las acusaciones entre los partidos, como es el caso de la secretaria general del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas, quien denunció ante la Organización de Estados Americanos (OEA) al candidato presidencial Por México al Frente, Ricardo Anaya, que busca evadir las acusaciones por lavado de dinero.

Los dirigentes de Por México al Frente, del PAN, Damián Zepeda; PRD, Manuel Granados, y MC, Dante Delgado, acudieron también a la OEA para denunciar que el gobierno de Enrique Peña hace uso faccioso y abusivo de las instituciones federales y solicitaron la presencia de observadores internacionales para que se respete el voto ciudadano el 1 de julio. Cabe señalar que ninguna de las dos coaliciones está disputando el primer lugar de las preferencias electorales nacionales, pero todo lo contrario pasa a nivel local, pues PRI y PAN pelean la punta en la contienda al Gobierno del Estado y la alcaldía de Mérida.

Los dos partidos tuvieron inconformidades al designar a sus candidatos, pero la expresión de la molestia fue distinta; en el PRI el grupo del candidato a la alcaldía de Mérida, Víctor Caballero Durán, influyó para que designaran a la diputada local Verónica Camino Farjat en la segunda fórmula al Senado. Esto motivó el enojo de la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Celia Rivas, y el silencio de la diputada federal Lucely Alpizar Carrillo. A ambas se les sitúa en el bando de Pablo Gamboa Miner.

El PAN aún no termina de superar los conflictos internos; la nueva dirigencia convocó a los ex presidentes y sus principales figuras e hizo a un lado a su candidato a senador, Raúl Paz Alonzo, a quien todavía le reprochan la salida del ya candidato a gobernador por Morena, Joaquín Díaz Mena. No es casual que en la primera fórmula al Senado por Morena esté la ex panista Mariana Cruz Pool apoyada por cuadros del PAN.