Hay unos 160,000 yucatecos en Estados Unidos y representan cerca del 18% de la población de Yucatán, aportan alrededor de 110 millones de dólares en remesas al año, es decir, 1,800 millones de pesos, que significan el 5% del presupuesto del Estado. Estas remesas están destinadas a más de 7 mil familias de la entidad, por lo que su importancia socioeconómica es elevada.

De esa inmigración, cerca de 100 mil habitan en el Estado de California y son la más importante concentración de yucatecos en EU; en San Francisco existen más de 46,000.

Ángel Granados Tinajero es capitán de meseros del “Stinking Rose”, un emblemático restaurante de San Francisco cuya especialidad son platillos con ajo y donde muchos meseros son yucatecos. Ángel es el carismático presidente de la Asociación de Migrantes Yucatecos en el Norte de California, repartidos en 47 clubes de muchas ciudades, pero sus miembros registrados son unos miles porque la mayoría no tienen papeles; su unión y comunicación son muy efectivas. Su principal tarea es promover y conservar la cultura yucateca, la defensa de derechos de inmigrantes y servicios legales diversos.

El cambio presidencial trajo nuevos tintes a la migración que afecta el comportamiento no sólo de los migrantes sino de las remesas y esto sí daña la economía de Yucatán por varios aspectos que expongo:

1) El costo de la migración ilegal pasó de 3 mil a 10 mil dólares, desincentivando fuertemente la migración en general y las visitas anuales.

2) Al tener dudas del retorno, las remesas han bajado, ya que no están seguros de volver y cuando la hacen ya se mentalizan que será definitivo.

3) Tiene fuertes lazos con sus comunidades de origen y hay programas federales de desarrollo de sus localidades donde por 1 peso aportado el Gobierno Federal pone 3 para mejoras comunitarias, pero la Federación quiere imponer a los líderes en Estados Unidos, por lo que salieron del programa.

En cuanto al miedo a las deportaciones y sentimientos anti-inmigrantes, efectivamente han sentido un poco más de racismo del acostumbrado en ciertas áreas y en poblaciones específicas. Granados comenta que la importancia laboral y económica de los migrantes es entendida en general en California, la diferencia en la era Trump es que la policía no busca a los inmigrantes pero te deporta si te detiene y tienes récord criminal, desde manejar con aliento alcohólico hasta violencia familiar.