La semana pasada me atreví a realizar una de las actividades de la que ya mucho me habían recomendado, se trata del apiturismo, una combinación de la apicultura con el turismo. Se realiza en el municipio de Sinanché; si lo quieres intentar puedes encontrar esta actividad en redes sociales como Apiturismo Sinanché. Al lugar tienes que llegar en vehículo, pues deberás adentrarte en la selva maya de Yucatán; una vez en el sitio serás recibido por Benigno y su familia, que son los que integran la cooperativa.

Durante el recorrido, que tiene una duración de más de dos horas, pasarás por cuatro cabañas temáticas; en la primera conocerás un poco de la historia del municipio de Sinanché, te dirán quiénes han sido sus gobernantes, cuántos habitantes tiene el pueblo, entre otros datos de interés; en la segunda cabaña te explicarán cómo ha cambiado la apicultura a lo largo de los años y cómo se debe realizar esta actividad en Yucatán, además te darás cuenta de qué difícil es realizar esta labor.

En la cabaña siguiente, podrás probar los diferentes tipos de miel que se producen en los cientos de colmenas de Sinanché, te detallarán por qué cada miel tiene un sabor diferente y hasta cuánto puede llegar a costar un dulce puro como el producido por las “meliponas”.
Luego de esto vendrá el encuentro con las abejas, te vestirás como apicultor, podrás tocarlas y sentir esa vibración que producen sus diminutas alas de potentes aleteos.

Finalmente pasarás a una última cabaña en donde te enseñarán a hacer una vela con cera natural, misma que podrás llevarte a casa como recuerdo. El tour tiene un costo de 60 pesos y antes de quitarte tendrás la oportunidad de adquirir algunos de sus productos de miel elaborados de manera artesanal.