La recompensa de los grandes hombres es que, mucho tiempo después de su muerte, no se tiene la entera seguridad de que hayan muerto.- Jules Renard, escritor francés (1864-1910)

Iniciamos este 2018 con la presentación de un pequeño libro de nuestra autoría: El Poder de las Ideas. Tres colosos para hoy. Nietzsche, Marx y Platón. De un aforismo de cualquiera de ellos se infieren conclusiones, interpretaciones, ideas útiles para aplicarlas a la vida. Mucha gente considera que la filosofía es para intelectuales, individuos que suelen ser aburridos; se la pasan dilucidando sin llegar a nada específico, no generan ninguna utilidad práctica para las personas. Este libro pretende minimizar esa manera de pensar. Intenta ser una obra sencilla, sin términos complicados, como los que suelen utilizarse en el campo del amor a la sabiduría.

Pero, ¿por qué estos autores y no otros? Nietzsche enamora, es el autor del pensamiento del siglo XIX más rescatado en la actualidad. Es también quizá el menos entendido y más diversamente catalogado. Hay un Nietzsche agnóstico, teólogo, ateo, capitalista, socialista, anarquista, irónico, realista y cualquier otro adjetivo que se le quiera etiquetar. Nietzsche es polivalente.

Marx es el más denostado de hoy. Criticado por su manera materialista, dura y directa de pensar. Es común escuchar frases de Marx no emitidas por él. Entre otras aportaciones, se le tendría que reconocer su postura a favor de la igualdad de género; es pionero en esta concepción.

Muchos reconocen en Aristóteles al más grande pensador de la antigüedad, la verdadera cumbre excelsa del pensamiento. Pero Platón tendría que ser la causa verdadera del esplendor aristotélico. Maestro de Aristóteles, Platón es “la otra cara de la moneda” de la brillantez del pensamiento de la antigüedad. Sin La Republica sería imposible entender la idea natural de la división social y de las diferentes capacidades de los seres humanos en la configuración de un Estado ideal.

No es un libro clásico de filosofía. En unos días más pondré a su disposición esta modesta obra. Ojalá ustedes, amables lectores, tengan la oportunidad de leerla. Utilizar lo que les sirve y desechar lo que consideren no es adecuado. En fin, se trata de hacer útil para sus vidas algunas de las ideas de estos colosos del pensamiento universal.