Miguel Óscar Sabido Santana/SIPSE

Mérida, Yuc.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán ve coronados sus esfuerzos al egresar la primera generación de maestros en Derechos Humanos y de los Pueblos Originarios. Diecisiete servidores públicos de la Codhey están preparados de ese modo para atender mejor a nuestra población maya.

Hace poco más de dos años, mediante la firma de un convenio de colaboración con la Universidad de Oriente, en Valladolid, gestamos el que ahora contemos con maestros en Derechos Humanos, a la vanguardia de los ordenamientos locales, nacionales e internacionales para atender a nuestro pueblo originario.

Desde el nombre de la maestría podemos decir que estamos al frente en este campo para atender mejor a nuestra población mayahablante. Poco a poco se ha avanzado en este campo en el contexto local, nacional e internacional, en defensa de los derechos humanos de los pueblos originarios.

Como secretario ejecutivo, encargado de la Presidencia de la Codhey, considero trascendente para estos servidores públicos, ahora maestros en Derechos Humanos y de los Pueblos Originarios, el que hayan mejorado sus actitudes y comportamientos hacia las personas, para las tareas específicas de proteger, defender, estudiar, investigar, promover y divulgar las prerrogativas humanas en el Estado de Yucatán y especialmente las de nuestros hermanos mayas.

Mi agradecimiento al rector de la UNO, Gonzalo Escalante Alcocer, por su solidaridad ante este esfuerzo, y a quienes iniciaron esta tarea, el Dr. Carlos Bojórquez Urzaiz, entonces rector de la casa de estudios, y a mi antecesor en la Codhey, el MDH José Enrique Goff Ailloud, actualmente vicefiscal anticorrupción.

Hago un reconocimiento póstumo a la abogada Joanna Berenice Campos Aldaz, quien no pudo concluir esta preparación.

La ONU emitió su Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas el 13 de septiembre de 2007. En sus 46 artículos se cimentan los derechos de los pueblos originarios. En Yucatán estamos mejor preparados para hacerla respetar al igual que los demás ordenamientos en la materia.