Miguel Óscar Sabido Santana/SIPSE

Mérida, Yuc.- La difusión y defensa de las prerrogativas fundamentales del ser humano, además de la promoción del respeto a las mismas, son ejes centrales en los cuales la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán centra sus esfuerzos para que en todos los estratos de nuestra sociedad sean conocidos esos Derechos Humanos para hacerlos valer sin cortapisa alguna.

En ese contexto hemos recurrido al arte de la oratoria, según la define el Diccionario de la Lengua Española, para que las y los jóvenes conozcan a fondo los derechos fundamentales, además de abrevar en la fuente de la elocuencia y de la razón para defender lo que consideren primordial para la armoniosa y sana convivencia entre los seres humanos.

Hoy daremos inicio a la edición número ocho de nuestro Concurso de Oratoria, a partir de las cuatro de la tarde, en el Teatro Felipe Carrillo Puerto de la Universidad Autónoma de Yucatán, a la cual le agradecemos el apoyo que nos da para llevar al cabo este evento.

El Concurso ha sido dividido en dos categorías: Bachillerato y Licenciatura. En el primer nivel se han inscrito 23 jóvenes, quienes difundirán y defenderán sus conocimientos en cuanto a las prerrogativas humanas, de acuerdo con lo establecido en la convocatoria del certamen. En Licenciatura, mañana, son 28 personas las que realizarán su mejor esfuerzo para salir victoriosas en esta liza que será sancionada por un jurado calificador, en ambas categorías, conocedor no sólo de las prerrogativas humanas sino del arte de la elocuencia.

Agradezco a Milenio Novedades la oportunidad que nos brinda para invitar atentamente a sus lectores y lectoras, hoy y mañana, a partir de las cuatro de la tarde, para deleitarse con el punto de vista juvenil en el tema tan delicado de los Derechos Humanos, sin dejar de lado el fomento de la elocuencia, del buen decir, con el manejo adecuado, correcto de las emociones apoyadas en el lenguaje corporal.

Están cordialmente invitados e invitadas para apoyar a estos jóvenes, defensores ya de los Derechos Humanos.