Siempre me llena de gusto cuando lo nuestro, lo que define nuestra identidad, se coloca en primer plano, pues sé que nuestra cultura es poderosa y sólo necesita ser mostrada limpiamente para generar respeto y admiración. Esto sucedió con el cortometraje “El Pib”, realizado por Miguel Ventura; su trabajo se volvió viral, los usuarios de las redes compartían el video conmovidos, destacando que era una historia entrañable. Comparto una breve entrevista con su creador:

“Es muy difícil encontrar las locaciones (siempre es lo más difícil cuando se produce) porque ya se está perdiendo el Yucatán típico, ya casi no hay las casas típicas ni albarradas. Sí esperábamos tener buen alcance, lo tuvimos desde ‘Huevito con chaya’. Superamos ese proyecto, ahora llegamos a más de un millón de reproducciones. Otra cosa importante es que mucha gente captó el valor que hay detrás del hanal pixán.

Muchos cocinan el pib porque está rico y ni siquiera ponen altar en su casa, la gente comentó que el corto les recordó la tradición. Creo que a los cineastas yucatecos les falta dejar de farolear y exigirse más calidad y contenido. Estamos viviendo una época en que las grandes televisoras y el cine mexicano están demeritados, golpeados y abusados. El entretenimiento ha cambiado. Mucha gente tiene acceso a otras producciones de calidad en contenido y producción, todos ya podemos tener un muy buen equipo para grabar una película, pero nos va hacer falta contenido y veo que mucha gente (no todos) están perdiendo el tiempo en complacer su ego y a amigos y familiares y no se está pensando en superar su propio trabajo. Mis siguientes proyectos son: el tikín xic y el relleno negro, esperamos que mucho más gente se sume a este proyecto. Yo tengo la necesidad de hacer mi largometraje y había prometido no volver a hacer ningún corto más, pero Cine Janal es un buen proyecto, educativo, didáctico, cultural y de entretenimiento. No muchas veces un cortometraje genera todo esto y vale mucho la pena seguir contando nuestras recetas junto con nuestras historias. Agradezco a Jairo Mukul y a Maricarmen Sordo, a todo el equipo técnico y al elenco artístico por apoyarme y sacar adelante este proyecto”.

Creo que la visión de Miguel, junto con Maricarmen Sordo y Jairo Mukul, seguirá aportando momentos entrañables de nuestro pueblo; ojalá más instituciones los apoyen para gusto y orgullo de los yucatecos y del mundo.