Leo con enorme gusto que se llevará a cabo la III emisión del desayuno del terno, un proyecto capitaneado por el maravilloso diseñador yucateco David Salomón. En breve charla con él me compartió que su plan es recuperar la costumbre del uso del terno en un evento especial, incentivar y promover el trabajo de las bordadoras yucatecas y realizar un festival con una atmósfera que nos identifique con nuestras tradiciones y nuestro ser femenino. En el gran desayuno del terno se entregan reconocimientos a dos destacadas mujeres yucatecas. Por si fuera poco, parte de lo que se recauda es donado a asociaciones de labor social.

El día que nos encontramos, bromeamos un poco sobre cómo algunas “estilizaciones” o “modernizaciones” en el terno se convierten en prendas de gusto cuestionable y principalmente alejadas de toda tradición. Ternos de licra, ternos con telas verdes o azules, ternos con cierre, ternos con bordados que casi llegan al piso, ternos de un solo hombro, ternos con espalda baja que casi muestran el bobox, ternos de puros encajes… ¿Creatividad u ocurrencia? A mí me parece que muchos de esos modelitos están bien para las parodias teatrales o eventos informales, pero, cuando se trata de la tradición, es importante respetar la vestimenta como es, ya que brinda una elegancia incuestionable que nos hace sentir orgullosos e identificados.

Este año el desayuno del terno se realizará el 2 de junio, en el Centro de Convenciones Siglo XXI. Este es un proyecto que hay que observar de cerca y unirnos a él para que tenga muchas emisiones y estas generaciones conozcan la importancia del terno. Me cuentan que el ambiente que se vive en el desayuno, con generaciones de mujeres que sacan no sólo sus ternos antiguos, sino también sus filigranas heredadas, es de una algarabía espléndida, como dice la canción: “Saca tu terno bonito y tu cinta colorada”.

A partir del 21 de mayo estarán los boletos a la venta, de 10:00 a.m. a 2:00 p.m., en la Cruz Roja; mayores informes al 944-06-87. Personalmente me emocionan estos proyectos que recuperan nuestra tradición desde el buen gusto, ese que hay que cuestionarles a algunos encargados de cultura o candidatos que dejan al frente de sus proyectos a los grandes representantes de las leperadas, la homofobia y la misoginia. ¡Vamos todos al gran desayuno del terno, el banquete será delicioso porque es muy nuestro!