Todos a cierta edad queremos ser lo mejor en todo y, conforme vamos madurando, reconocemos que es mejor enfocarse en algo y lograr ser el mejor en esa actividad, profesión o proyecto en que estemos. Si bien es cierto que no basta sólo con desearlo, también lo es que hay que trabajar para lograrlo. Y en el camino del cumplimiento de ese objetivo nos topamos con una infinidad de obstáculos a vencer y eventos no planeados que nos incitan en ocasiones a renunciar al cumplimiento de la meta propuesta: ser el mejor. Si el camino fuera fácil, cualquiera lo recorrería, no lo olvides. Ser el mejor requiere de mucho sacrificio, y tienes que estar dispuesto a hacerlo si quieres ser el mejor, si no, pregúntale a cualquier medallista de oro olímpico.

Por eso aquí te comparto 5 cosas que debes hacer para lograr ser el mejor en lo que te propongas:

1.- Vence el miedo.- El primer factor que nos impide avanzar es el miedo, nos deja totalmente desarmados ante la posibilidad de lograrlo o de equivocarnos en el intento. Tantos cuestionamientos al respecto hacen que dudemos incluso de nosotros mismos.

2.- Entrena fuerte.- Aprende y capacítate lo más que puedas en materias o temas que competan a tu labor para poder desarrollar los puntos fuertes que tienes y fortalecer tus debilidades. El crecimiento que tengas en estas áreas de oportunidad te dará herramientas clave para resistir.

3.- Se flexible.- Tienes que estar preparado para cuando las cosas no salgan como esperas o para cuando en el entorno, que no controlas, suceda algo que haga que modifiques tu camino. Habrá muchas circunstancias que te impidan seguir el mismo camino, por lo que tienes que modificar tu rumbo y seguir con la misma meta.

4.- Cuida tu actitud.- Nos encontraremos siempre con gente que intentará destruir nuestro temple mientras nos preparamos, pero es tu deber hacer caso omiso de estos mensajes negativos y mantener una actitud positiva ante tus logros. No toleres nada que evite tu crecimiento.

5.- Aprovecha tu experiencia.- Sin lugar a dudas la experiencia juega un papel importante, y si tu camino recorrido es escaso, la irás adquiriendo conforme avances en tu preparación hacia tu meta. Anota y aprende de los errores y saca el mayor provecho de ellos.

Recuerda que nadie dijo que fuera fácil.