Sin información no somos nada. El que maneja la información es el que toma mejores decisiones y tiene poder. Sería raro pensar que, en los tiempos en que la tecnología es algo común en nuestro entorno, alguna persona no aprovechara esto para tomar una oportunidad y aplicarla a su favor en cualquier situación en la que se encuentre. Esto lo trasladamos a una cita con clientes o a juntas en la empresa y pudiera ser la diferencia entre cerrar una venta o no, y entre proporcionar los datos necesarios para una decisión efectiva.

Te comparto 5 errores que cometemos al momento de captar la información que se nos proporciona:

1.- Falta de atención.- Lo principal es poner tus sentidos en cada una de las posibilidades que tienes para la obtención de la información. No escuchamos con claridad lo que la persona de enfrente nos dice y le perdemos importancia a la recepción de ésta.

2.- No anotamos.- Por muy vaga que parezca una idea o dato proporcionado por un medio o persona, es necesario que tomes las notas suficientes para tener una mayor recordación de lo que es importante y lo proporciones cuando sea menester para destacar entre los demás.
3.- Pérdida de asociación de ideas.- Carecemos en ocasiones de la habilidad de asociar algunas ideas de manera directa, ya sea con personas, situaciones, lugares o marcas. Te aclaro que pudieran estar relacionadas o no, mientras a ti te sirvan para recordar, hazlo.

4.- Carencia de tecnología.- Por muy ridículo que se lea en este momento, es increíble que algunas personas todavía no aprovechen ni se relacionen con la tecnología para la obtención de información veraz y auténtica. Teniendo tanta facilidad para alcanzarla y usarla.

5.- Dispersión.- Independientemente de la cantidad o calidad de datos que se utilicen o manejen en una reunión o en internet, será necesario que te enfoques en la idea principal para no perder el hilo de lo que se habla o hacia dónde se quiere llegar. Siempre existen datos basura.

Aprovecha lo que el entorno y tu mente pueden sacarle a la información formal e informal que se maneja en tu ambiente y te darás cuenta que esto siempre te proporcionará una ventaja competitiva sobre los demás. No importa qué tan inteligente puedes ser, sino la agilidad con la que manejas la información.