Ante la urgencia de implementar gradualmente la entrada del nuevo modelo educativo en todas las escuelas del país, la SEP lanzó la convocatoria nacional para el registro en la oferta de cursos en línea “Colección de aprendizajes clave” para el personal docente y directivos de educación básica. La capacitación, aunque la convocatoria no precisa si es obligatoria, llega a los maestros con el carácter obligatorio, lo que despierta el rechazo e inconformidad por la “forma” en que se impone, ya que algunos directores exigen a sus profesores fotografiar la página del registro en línea para enviárselas por WhatsApp como comprobante de su registro en la plataforma nacional (dgfc.basica.sep.gob.mx) de la Dirección General de Formación Continua.

Lo curioso de esta convocatoria es que la oferta académica de formación se centra en los Aprendizajes Clave y está dirigida a docentes de educación inicial, los seis grados de primaria; en secundaria van todas las especialidades o asignaturas, los directivos de todos los niveles. Deja, sin embargo, fuera de la capacitación a los de educación tecnológica en secundaria, cultura estética en primaria, a las maestras de preescolar y a los maestros de educación especial. Otra inconsistencia es que sugiere dedicar, al menos, cuatro horas semanales de trabajo, pero no señala la duración total de los cursos. Las dudas e interrogantes que los maestros exponen son: qué hacer si en el lugar donde radican no existe servicio de internet, también señalan que no todos tienen una computadora para realizar los trabajos, pues desde hace más de cuatro años que la Segey dejó de repartir los equipos de cómputo que se compraban con los fondos del programa de tecnologías educativas y de la información, implantado a través de una negociación SEP-SNTE desde 2001 y que cada año recibe recursos para la compra de equipos para los maestros.

Por cierto, Elisa Bonilla, directora general de Desarrollo Curricular, manifestó que, con el nuevo modelo educativo, se busca cambiar la evaluación de los estudiantes para comprobar que están adquiriendo los aprendizajes clave del mismo. En lugar de tener cinco evaluaciones de dos meses cada una, a partir de agosto de 2018, los alumnos de primero y segundo de primaria, y primero de secundaria serán evaluados tres veces durante el ciclo escolar. El primer período de evaluación será en noviembre, el segundo en marzo y el tercero en julio.