Llegaron ya las ansiadas vacaciones de Semana Santa y semana de Pascua y le tengo buenas noticias: el tiempo estará excelente para disfrutarlas, salvo el fin de semana de este sábado 31 de marzo y domingo 1 de abril, lapso en el que sentiremos los efectos de la llegada de un frente frío que se estacionará sobre el norte de la Península de Yucatán y será de corta duración, ya que estará afectándonos máximo de 24 a 48 horas.

Este fenómeno no traerá frío sino apenas un refrescamiento de las temperaturas, o sea, qué quiero decir con esto: que en vez de temperaturas muy altas y ambiente muy caluroso, tendremos temperaturas máximas de 31.0 a 33.0 grados Celsius y, lo mejor, el viento en esos días soplará del este y noreste, lo cual contribuirá a refrescar el ambiente.

Para el lunes 2 de abril regresará el ambiente muy caluroso y temperaturas de 36.0°C o mayores, lo cual se considera un tiempo ideal para ir a refrescarse a las playas o algunos de los cenotes del interior del Estado y de ese modo mitigar el calor que estará haciendo.

Hay que recordar que ya en abril entramos a la etapa más fuerte del calor, que durará hasta el mes de mayo y no cesará sino hasta que comience la temporada de lluvias. En este lapso sólo habrá pequeñas treguas cuando alcance algún frente frío a la zona, como sucederá el próximo fin de semana.

Se ha pronosticado una fuerte temporada de calor, muy similar a la que sufrimos el año pasado, por lo que deberán tomarse las precauciones pertinentes por temperaturas altas y ambiente muy caluroso.

La temporada de frentes fríos aún no acaba, sino que terminará hasta el mes de mayo, pero cada vez llegarán más débiles y más espaciados; si acaso, faltarán por afectarnos unos 5 ó 6 esta temporada.

Que la pase bien en vacaciones.