Pues se acabó por el momento la oleada de frío, la segunda de esta temporada invernal en la cual, al menos en la estación meteorológica Fiuady –instalada en el Campus de Ciencias Exactas de la Universidad Autónoma de Yucatán, al norte de Mérida- se registró la temperatura más baja para esa zona de la capital yucateca en lo que va de la presente época de frío (2017-2018) y una de las más bajas de este año.

En estos días ha regresado el calor y llega con temperaturas inusuales para esta época; estas condiciones meteorológicas durarán hasta la navidad inclusive, lo que es algo que ha estado ocurriendo desde hace dos celebraciones de esa efeméride, la del 2015 y la 2016, durante las cuales también hubo registros desusadamente calurosos para los días de fin de año.

¿Cuál es la posible explicación para estas temperaturas inusitadamente calurosas para la época?

La explicación está en que en las últimas navidades se ha presentado el fenómeno de La Niña, que ha provocado estas temperaturas inusualmente calurosas. Este año, desde el mes de noviembre pasado, se ha formado este fenómeno que durará hasta el mes de marzo, es decir prácticamente toda la presente temporada de invierno, provocando con su presencia que de nuevo tengamos un invierno casi benévolo y con sabor a verano en los lapsos en que no seamos afectados por alguna masa de aire frío.

Respecto de los frentes fríos, por cierto, aún faltan por llegar a la Península de Yucatán algunas masas de aire polar, ya que la parte más intensa de la temporada de invierno ocurre en la última semana de diciembre, el mes de enero y la primera quincena de febrero.

Aunque tengamos la presencia del fenómeno de La Niña, hay que recordar que es invierno y podrán llegar más masas de aire frío a la zona. Donde seguramente sí sucederá es en el centro y sobre todo en el norte del país, zonas en donde las masas de aire frío sí estarán presentes en este invierno.

Sólo me resta desearles que pasen una feliz navidad en compañía de sus seres queridos.