Se cree que la población de Ayutla fue fundada por algún grupo náhuatl, pues su significado en la lengua de ese pueblo es “el lugar de las tortugas”. En la actualidad está poblada por mixtecos y tlapanecos. Está a 138 kilómetros de Chilpancingo y es famosa, entre otras cosas, porque el 1 de marzo de 1854 se proclamó el plan que dio pie a derrocar la dictadura de López de Santanna.

Según Marcia Trejo Silva, en Ayutla vivió una bella joven llamada Rosa y desde algún tiempo, ella sentía un intenso amor por un muchacho, quien correspondía totalmente a su cariño.

Para mala fortuna de ambos, el padre de Rosa no estaba de acuerdo con esa relación, pues si bien el enamorado de su hija le parecía ciertamente una buena persona, consideraba que no estaba a la altura de lo que él deseaba para ella.

El señor asumió su papel de padre dictatorial y obligó a la muchacha a contraer nupcias con otro hombre que, a su criterio, cumplía con sus expectativas. No escuchó las súplicas de su hija que reflejaban sus profundos sentimientos. Finalmente, Rosa no pudo resistirse a la imposición e hizo saber que obedecería al progenitor.

Sin embargo, aunque su padre pudiera mandar sobre su persona no pudo hacerlo sobre sus sentimientos. La misma noche cuando aceptó el compromiso indeseado, escapó sigilosamente de su hogar y acudió a la Cueva del Agua. Al llegar al borde de esa gran cavidad, sin pensarlo dos veces se arrojó a las profundas aguas de la caverna. Muchos debieron haber llorado este acto suicida.

Desde entonces se cuenta que algunas personas, que pasaron cerca de la cueva en horas de la noche, oyeron gritos tan desgarradores que se aterrorizaron. También se dice que si alguien cometiera la imprudencia de permanecer mucho tiempo en el lugar, se transformará en pez.

Aunque el mito se enmarca en un contexto familiar se percibe la presencia de elementos simbólicos universales como el amor, la elección de la pareja, la imposición del padre, el suicidio, la cueva, el agua, los gritos, la noche y el pez.