Las cuevas han formado parte de la tradición oral en casi todas las regiones de México. Sonia Chávez Nolasco recopiló un relato que constituye un ejemplo de esto. En Tuxtla Chico, Chiapas, hay una cueva llamada El Canshape, que está en una región apartada. Es difícil encontrarla porque se dice que el sitio está encantado.

La tradición oral de la región dice que El Canshape era habitado por a tribu tuchtla, que se negó a someterse a otros grupos indígenas más poderosos. Se dice que en la última guerra que perdieron, para evitar que los exterminaran o sometieran a leyes ajenas, esta tribu se internó en la cueva en donde vivieron por muchos años.De ahí que este pueblo se volvió muy belicoso y evitaba toda clase de contacto con otras tribus.
Paulatinamente fueron explorando la cavidad para aprovechar sus espacios. Así fue como conocieron el interior de la cueva que, aunque no era muy profunda, servía de escondite y hogar. La gente que sabe del caso considera que la gruta y la tribu no fueron encontradas por sus enemigos porque El Canshape era un lugar encantado.

La afirmación de que las cavernas podían estar hechizadas proviene de una creencia generalizada entre las etnias chiapanecas de que muchos chamanes practicaban el arte de la brujería. Esto permitía crear conjuros con los que supuestamente mantenían alejados a los enemigos.

Desde hace un tiempo la gente, como en todas partes, empezó a utilizar El Canshape como basurero de Tuxtla Chico. A pesar de las grandes cantidades de basura que se han arrojado, la caverna no se llena, lo que constituye otra evidencia de que está encantada, dicen.

Los más ancianos de Tuxtla Chico afirman que esta cavidad en realidad es el acceso a un túnel que comunica la zona arqueológica de Izapa, distante tres kilómetros, del centro del pueblo mencionado, precisamente donde se encuentra la iglesia de La Candelaria.

Más allá de que sea una cueva o un túnel, El Canshape es un ejemplo más del significado simbólico que tuvieron los espacios subterráneos en la cultura de los habitantes de Chiapas.