Yólotl González Torres afirma que Kukulcán fue una de las deidades principales entre los mayas, ya que, en el territorio donde se expandió este grupo étnico, están representados los símbolos de este dios. Agrega que el culto a la serpiente emplumada llegó al área maya desde el poniente, llevado por grupos indígenas del Altiplano Central, en los comienzos del periodo Posclásico y su nombre era Quetzalcóatl.

Gabriela G. Cantón y Ángel Peraza González afirman que este dios era uno de los más venerados en la sociedad tolteca, especialmente en Tula, pero tras haber perdido una batalla con Tezcatlipoca se encaminó a Veracruz, donde desapareció después de embarcarse rumbo al oriente. Otra versión menciona que al llegar al mar, el dios hizo una pira en la que él mismo se inmoló. Todo indica que el nombre de Quetzalcóatl se transformó en Kukulcán precisamente en la región donde florece la cultura Putún, es decir, en el área que comprende hoy los estados actuales de Tabasco, Campeche y sur de Veracruz.

Los putunes, un grupo maya chontal, estaban en una ubicación geográfica privilegiada, en medio y muy relacionados con dos grandes culturas: la azteca y la maya. Pasado un tiempo, Kukulcán se convirtió en el dios más importante de los putunes. Con base en el comercio practicado por éstos y las conquistas de guerra efectuadas por los Itzaes, el culto a Kukulcán se expandió sobre el territorio de la península yucateca. Los Itzaes se establecieron especialmente en Chichén Itzá, llevando consigo la influencia tolteca.

Dadas las comunicaciones entre los distintos pueblos mesoamericanos y especialmente los mayas, se infiere que hubo intensa difusión e intercambio cultural entre los distintos grupos étnicos. Los símbolos de esta deidad se fundieron con las antiguas tradiciones de los mayas.
Román Piña Chan afirma que Kukulcán fue uno de los principales dioses que los itzaes llevaron a Chichén e identifica a este dios con Quetzalcóatl. En la cosmogonía maya se le ha vinculado con la lluvia y la fertilidad de la tierra. El agua y su símbolo son elementos sagrados en Mesoamérica.