Hoy que en todo México se celebra el Día del Padre, responsabilidad que asumí personalmente con gran felicidad, en 1975 y 1984, con el nacimiento de mis queridos hijos Alejandra y Luis Jorge, me parece muy oportuno hablar de El amor paternal, que fue la primera canción de autores yucatecos publicada en Mérida a mediados del siglo XIX. Sus autores fueron el poeta Apolinar García y el compositor José Dolores Sierra. La partitura para voz y piano de esta obra se publicó en la página 100 del fascículo correspondiente al mes de octubre de la revista literaria La Guirnalda, editada de abril de 1860 a febrero de 1861.

La letra de esta significativa canción dice: “Duerme feliz, tierna niña, sobre el seno maternal, que no perturbe tu sueño, de tu padre, el sollozar. Pues del infeliz proscrito, lejos de ti, suerte impía, no llega a herirte el suspiro de su constante agonía. No, en llanto tus bellos ojos inunde nunca el dolor, ni de tu noche, acibares del destino, el cruel rigor. Feliz siempre, acariciada entre tus brazos te creo y en mi delirio, ¡oh, destino!, besar tu frente deseo”.

El poeta Apolinar García y García, autor de la letra, a quien apodaban “El Mus”, nació en Chancenote, Tizimín, el 23 de julio de 1837; estudió en el Seminario de San Ildefonso hasta titularse de abogado en 1860 y dio a conocer sus poemas en los periódicos La Guirnalda, El Repertorio Pintoresco y La Revista de Mérida. Falleció en Mérida el 29 de abril de 1886.

El compositor y pianista José Dolores Sierra y García, autor de la melodía, nació en Halachó, en 1830. En 1871 contrajo nupcias con Antonia Jiménez en el sagrario de la catedral de Mérida. Es autor de la danza La linda Josefina, sin letra, publicada en la misma revista. Falleció en Mérida, el 25 de diciembre de 1890.

La partitura de esta primigenia obra, de gran importancia para el conocimiento de la historia de la canción popular de Yucatán, se incluye, junto con otras 65 partituras, en el Álbum de Canciones Yucatecas, publicado por la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán, en 2012. El álbum lo elaboramos Pedro Carlos Herrera y yo, en el Centro de Investigación Musical “Gerónimo Baqueiro Foster” de la Escuela Superior de Artes de Yucatán. ¡Felicidades a todos los padres en su día!