Un gran avance en el campo de los derechos humanos es que ya se reconocen, porque años antes se “otorgaban” como si fuesen propiedad del Estado. Los derechos humanos quedaron plasmados en la famosa Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, poco después que terminara la Segunda Guerra Mundial, desde un comité encabezado por la señora Eleanor Roosevelt.

En dicha Declaración encontramos el conjunto de principios, preceptos y reglas que rigen las relaciones humanas en toda sociedad civil y que deben respetar todos los ciudadanos.

Es importante destacar que estos derechos se reconocen por el simple hecho de ser personas, y que todo aquello que se nos permite hacer o tener -no puede- violar de ningún modo o trasgredir los derechos del otro. Esta es la regla de oro para que no se atropellen normas, leyes, ni los legítimos derechos de las personas.

Aunque parezca contradictorio, nos está tocando vivir una efervescencia en torno a éstos, se han exacerbado los derechos por encima de las obligaciones, y el catálogo de derechos se ha ampliado al punto que se elevan a derecho humano cuestiones muy particulares que, como dirían los jóvenes, “nada que ver”, y ello está confundiendo a muchas personas.

Desde 1948 ya se incluye a absolutamente todos los habitantes del planeta, por lo que otorgar nuevos derechos a algunos sería como restarle derechos a otros. Si algo como sociedad debemos hacer, es velar porque se cumplan; esto es mucho más efectivo que añadir más derechos cuando los elementales aún no se respetan.

Conviene recordarlos para tenerlos presentes y aquí los mencionaremos muy brevemente:

1.- Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.

2.- No discriminar, los derechos pertenecen a todos sin importar nuestras diferencias.

3.- Todos tenemos derecho a la vida.

4.- Nadie tiene derecho de convertirnos en esclavos, ni podemos esclavizar a nadie.

5.- Nadie tiene derecho de dañarnos o torturarnos.

6.- Todos tenemos el mismo derecho de usar la ley.

7.- Todos tenemos el mismo derecho de ser protegidos por la ley.

8.- Tenemos derecho a un tratamiento justo en los tribunales.

9.- Nadie tiene derecho de detenernos injustamente privándonos de nuestra libertad.

10- Todos tenemos el derecho a contar con un juicio imparcial.

11- Somos inocentes en tanto no se pruebe lo contrario.

12- Derecho a la privacidad, nadie puede dañar nuestra reputación.

13- Derecho de transitar.

14- Derecho de asilo en otro país para estar seguros.

15- Derecho a una nacionalidad.

16- Todo hombre y mujer tienen derecho a contraer matrimonio y formar una familia.

17- Derecho a tener nuestras pertenencias y compartirlas.

18- Derecho a creer o no, y a tener una religión.

19- Derecho de decir lo que pensamos.

20- Derecho de reunirnos en donde deseemos y con quien queramos.

21- Derecho a la democracia.

22- Derecho a la seguridad social.

23- Tenemos derecho de trabajar y cobrar sueldo.

24- Derecho a descansar.

25- Derecho a cama y comida.

26- Derecho a la educación.

27- Derecho a la cultura y el derecho de autor.

28- Derecho a un mundo libre y justo.

29- Tenemos deberes hacia otras personas: proteger sus derechos y libertades.

30.- Nadie puede quitarnos estos derechos y libertades.