El Transcriptor va caminito de la escuela, apurado por llegar, con sus libros, cuadernos, lápices, está decidido a lograr el diplomado al que se inscribió en línea, y espera, esperanzado, que las clases prácticas sean en vivo y a todo color, presenciales, y no vía internet.

La columna Viernes Cultural lo invita a superarse, el país requiere de gente preparada, y lo felicita calurosamente ya que aún tiene ánimo, coraje para el estudio, no obstante su cercanía a las siete décadas de vida.

Me parece muy bien, siéntate conmigo a saborear un espresso doble y me cuentas el contenido de tus clases.

El erotómano de su vida acepta y empieza a recitarle sus primeros apuntes escolares:

“El trasero es una de las partes del cuerpo que más preocupa a las mujeres desde el punto de vista estético. En el top de los mejores destacan el de famosas como Kim Kardashian, Irina Shayk, Gisele Bundchen, Jennifer López, Beyoncé.

- “Hay siete tipos distintos:

1. Triángulo (con glúteos prominentes), 2. Rectángulo (muy poca nalga), 3. Triángulo invertido (con culo agradecido con lo que se haga), 4. Redondo (culo redondo, también se llama pelota o burbuja), 5. Pera (glúteos alargados), 6. Reloj de arena (como el culo de Halle Berry), 7. Diamante (como el de Katherine Zeta Jones).
¡Pasumecha! No sabía que había tantos. Pero, ¿qué clase de desarrollo profesional estás asumiendo? ¿Para qué te va a servir tanta sabiduría?
No sé, responde el también prócer de los viernes, no entiendo a veces las clases, pero machaco y machaco, como en mis mejores épocas estudiantiles, y aunque no sepa aún para qué me ha de servir luego, estoy dispuesto a lograr el título:
-“Diplomado en cu-cu globalizados y su impacto en la economía, tecnología, política y cultura de la sociedad del siglo XXI”.
De nada… Saludos…