William Sierra
MÉRIDA, Yuc.- La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) hace un urgente llamado a las instancias del rubro de la educación tanto federal como estatal para aplicar de inmediato estrategias que acaben con el grave problema de violencia y bullying en las escuelas, que afecta al país.

Leonardo García Camarena, presidente de la UNPF, dijo que es necesario garantizar que la escuela sea un lugar seguro para cualquier alumno y que en ella se desarrollan las habilidades para la convivencia que más adelante se reflejarán en la sociedad.

En conferencia de prensa realizada en el hotel Wyndham, expresó que se han realizado algunos esfuerzos, en colaboración con instancias como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, aplicando programas que intentan frenar este mal, pero estos planes no han sido suficientes.

“La Unión Nacional de Padres de Familia pondrá en marcha en toda la República el programa Unidos por Valores, con el objetivo de fomentar la participación de los padres y la sociedad en general para recuperar estas cualidades que México necesita para enfrentar con éxito los nuevos tiempos”, señaló.

“Con estas acciones contribuiremos en la reconstrucción de la sociedad, pues queremos brindar a nuestros hijos un México en el que puedan desarrollarse integralmente”, señaló, tras mencionar que todos los padres de familia desearían tener escuelas libres de violencia.

García Camarena manifestó que la UNPF concretó un convenio con las secundarias técnicas federales y con pruebas pilotos realizan talleres para la cultura de la paz, y tras cuatro sesiones de trabajo con padres de familia, y dado los buenos resultados les propusieron que estas pláticas se involucren también a los maestros.

“En ellos presentamos una radiografía del perfil del agresor; por ejemplo si el alumno comienza a detectar comportamientos de esta naturaleza en su casa, casi siempre comenzando con el papá con gestos como que golpeó la mesa, tiró la silla o el plato, estos son rasgos de un agresor potencial y si no lo educamos para que se controle, el niño va aprender que siendo violento resolverá las cosas”, dijo.

Prisión preventiva por intentar matar y abusar de su esposa

En ese sentido, enfatizó que el origen del bullyng está en la casa, pues ahí es donde se aprende el perfil del agresor y del agredido.

“Algún integrante de la casa seguramente buscará un rincón y se dirá ojalá no sea yo esa silla que lanzaron. El problema es que al crecer todos abusaran de él, pues no le enseñaron a quitarse el perfil del agredido. Podrán abusar de él en la empresa, no hacer nada ante situaciones en nuestro entorno, como actos de injusticia y corrupción por miedo. Lo que hoy pasa en las escuelas, en la sociedad fue reflejo de lo sucedido en la casa”, añadió.