Mérida, Yuc.- Además de los hospitales públicos, donde los yucatecos llegan por una enfermedad y contraen nuevas infecciones, el transporte público de Mérida ya ocasionó este año contagios de enfermedades que van desde una gripe común, pasando por alergias, dermatitis y conjuntivitis hasta tuberculosis.

“Viajar en una combi o un autobús repleto en esta temporada parece menos incómodo que en verano con las altas temperaturas; sin embargo, en estos vehículos también ‘viajan’ bacterias, microorganismos y gases tóxicos que son un riesgo para la salud y se concentran en el piso, en los asientos, en los pasamanos y en todo lo que entre en contacto con la gente”, advirtió Jacinto Herrrera León, director del Hospital General Regional No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El especialista dijo que el nivel de riesgo depende de la limpieza de las unidades, ya que si no cuentan con mantenimiento óptimo y no se desinfectan los pasamanos, se encuentra todo tipo de bacterias y microorganismos que pueden provocar infecciones diarreicas, respiratorias o cuadros alérgicos.

A lo anterior hay que sumarle la falta de higiene de los usuarios, sobre todo en esta época del año, cuando por las bajas temperaturas algunas personas tienden a bañarse menos, no se lavan de manera frecuente las manos y cierran las ventanas de las unidades de transporte para que no entre el frío, lo que incrementa el riesgo de contagio.